jueves, 30 de septiembre de 2010

Naif? eso parece.

Cierto sentido estético hacia el arte naif siempre me llamó la atención en las obras de los grandes maestros como Eward Hicks.

Ciertamente existe toda una corriente muy posmo o muy pro como dicen ahora, modas vanales que también se corren entre los intelectuales y artistas... como decía... una corriente muy fuerte que ha dañado el concepto del realismo como el naif en el arte, el paisajismo, etc..

Con el pretexto que cualquier podía hacer paisajes, cualquiera podía hacer retratos, cualquier podía hacer naif y solo los genios actuales saben de estética, arte y pintura chorreando baldazos contra los lienzos y jugando a la "Interpretación de los sueños" o al lacanismo fundamentalista diciendo que ese raspón en la tela en realidad es la expresión de la falta que inspira el deseo y todas esas cosas que suenan fantásticas pero muchas veces me resultan bastante vacuas de contenido y muy complejas de palabras vanas.

Igualmente debo agregar que nunca me conmovió lo naif, aunque la sensación de agrado visual que producen al contemplarlas es innegable.

Ya entregado al placer estético de lo naif me rindo antes este rostro y expresión que a falta de mi parte de capacidades ilustrativas para la pintura, simplemente me tomo el atrevimiento de compartir a todo aquel que pueda disfrutar la belleza "naif", la belleza de lo ingenuo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada