viernes, 27 de enero de 2012

Tristitia tempus

Fue muy fácil y refrescante hablar sobre la belleza...

No todo puede ser placer...

De alguna manera hemos llegado a inventar un mundo donde la tristeza, angustia, vacío o lo que sea que sea... se devora todo... sino como explicar tanta droga, tanta violencia, tanat perversión, tanta codicia, tanta gula, tanto consumo, tanta desesperación...

Como relatasen en antaño aquellos hombres que intentaban comprender o relatar los infiernos de la miseria humana... y con máscara de anacronismo más vigente que nunca, me dedicaré a pensar y observar todo lo que mi limitada percepción e inteligencia me permita acerca de la era de la desesperación o como he titulado y que suena menos violento... tristitia tempus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada